Salmos 126: 5, 6

Sonríe aunque estés llorando

Zoom
“Los que sembraron con lágrimas, con regocijo segarán.
Irá andando y llorando el que lleva la preciosa semilla;
Mas volverá a venir con regocijo, trayendo sus gavillas”

Esta mañana me acerqué a una persona a charlar como normalmente lo hago y cuando me percaté en sus ojos pude notar que lloraba, en ese momento le dije, no te preocupes, sonríe porque la vida es larga y Dios te ama.

En ese mismo instante Dios coloco en mi mente la frase: “Sonríe aunque estés llorando” y me puso en mi corazón que tenía que escribir de eso.

Y es que la situaciones de la vida son duras y eso nadie lo puede negar, pero es lindo también saber en medio de todo eso que tenemos un Dios Todopoderoso al cual nada se le escapa.

Posiblemente estés enfrentando una situación de esas que te sacan las lágrimas en donde por más que quieras no le ves por dónde esté la solución, y es que para lo que nosotros es distorsionado y opaco, para Dios está más claro que el agua.

La Palabra del Señor dice en Romanos 8:28 “Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados”. Esta es una cláusula en donde nos asegura que para aquellos que amamos a Dios no tenemos que preocuparnos a futuro, pues todas las cosas nos ayudaran para bien.

Llorar no es malo, al contrario considero que es una buena oportunidad para desahogarte de las situaciones que puedan venir a tu vida, pero aún en medio de tu llanto no debes perder la sonrisa.

No puedes perder tu sonrisa porque Dios ha prometido estar contigo en todo momento, en Josué 1: 9 leemos: “Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas”.

Y es que es reconfortable saber que Dios tiene el cuidado de nosotros y eso lo podemos leer en Mateo 6:26 “Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros mucho más que ellas?”.

Amados, no perdamos la sonrisa en medio de nuestro llanto, es paradójico pero es necesario entender que el llanto puede aparecer, pero la sonrisa en nuestra boca nunca. Pablo decía: “Porque esta leve tribulación momentánea produce en nosotros un cada vez más excelente y eterno peso de gloria; no mirando nosotros las cosas que se ven, sino las que no se ven; pues las cosas que se ven son temporales, pero las que no se ven son eternas.” (2 Corintios 4: 17, 18).

No pierdas la sonrisa porque en medio de TODO eso que estás pasando debes tener la certeza y la seguridad de que DIOS NO TE HA ABANDONADO y es esa certeza y seguridad la que tiene que producir una hermosa y brillante sonrisa en tu rostro, no por las tribulaciones que estás pasando, sino por el resultado asegurado que tendrás en el Señor.

Llora si quieres, pero no te olvides de sonreír, porque la respuesta de Dios está a las puertas.
 


Autor: Enrique Monterroza
Quelle: http://reflexionesydevocionales.blogspot.com

Este artículo le podría interesar

La Gente del Mundo dice: Dios es amor, bueno, misericordioso, no castiga a nadie; todos nos vamos a ir al cielo, el infierno no existe, el juicio es...
Reflexión
Dios hace más de 2000 años destruyó la sabiduría de los sabios y desechó el entendimiento de los entendidos. (1 Corintios 1:19) Dios envió a través...
Reflexión
Los dos ladrones, el de la Izquierda y el de la derecha representan a toda la humanidad. La mayor parte de los seres humanos viven amargados de su...
Reflexión
La Biblia nos prohíbe específicamente que nunca representemos en la Escuela dominical, ni en ningún otro lado; ningún dibujo, ni Retrato, ni pintura...

Publicidad

    Publicidad