Devocional

En todo tiempo sean blancos tus vestidos

Zoom
La Importancia de la pureza


«En todo tiempo sean blancos tus vestidos, y nunca falte ungüento sobre tu cabeza»
Eclesiastés 9:8

Hoy en día el mundo nos ofrece un sin fin de cosas las cuales nos llevan a desagradar a Dios. Hoy quizá más que nunca el mundo tiene muchos tropezaderos para el cristiano. Pero en medio de esos tropezaderos, Dios quiere que nos mantengamos puros delante de Él.

¿Será imposible mantenerse puro en medio de un mundo impuro?, definitivamente no. A pesar que el mundo hoy en día ofrece pornografía a diestra y siniestra por medio del Internet, televisión en cable, revistas, etc. Nosotros tenemos que luchar por mantenernos puros.

El versículo que leemos al inicio habla acerca de mantener la blancura en nuestros vestidos, eso simboliza pureza y santidad, pero luego también habla del ungüento sobre nuestra cabeza y eso tiene que ver con firmeza.

Ahora bien, si la palabra nos aconseja que nos mantengamos puros y firmes, quiere decir que habrán momentos en nuestro caminar cotidiano que nos van a querer manchar nuestros vestidos, que querrán alborotar nuestra cabeza. Algunas de estas cosas que querrán evitar nuestra pureza serán: caricias fuera de lugar en el noviazgo, la pornografía, la masturbación, los pensamientos impuros y muchas otras cosas.

Pero la pregunta seria: ¿Cómo mantenerme puro en medio de todos los ataques del enemigo?

Bueno, en primer lugar una mente pura, es una mente que piensa en Cristo, la Palabra de Dios dice que tenemos la mente de Cristo, eso quiere decir que tenemos la autoridad de pensar positivamente eliminando de esta forma lo negativo.

Martín Lutero decía: “no puedo evitar que las aves vuelen sobre mi cabeza, pero si puedo evitar que hagan nido en ella”. Es decir, no puedes evitar que pensamientos impuros aparezcan de repente, pero si puedes evitar que se mantenga anidados ahí.

Segundo
, lee la Palabra, entre mas empapado de la Biblia estas, mas armas para defenderte de Satanás tendrás, recuerda que Jesús cuando fue tentado en el desierto, se defendió con la Palabra de Dios, es ahí donde nos damos cuenta que leerla es muy importante para tu crecimiento espiritual y para evitar ser engañados por el enemigo. Cuando tú lees la Palabra de Dios, estas alimentando tu espíritu, por ende querrás mantenerte puro obedeciendo de esta manera lo dictado por el Señor.

Tercero
, Sirve a Dios, mientras mas ocupado pases en el servicio a Dios, menos tiempo de pensar en lo impuro tendrás, habrá menos probabilidades de caer en pecado, ya que al mantenerte activamente sirviendo te ayudará para edificar tu vida y un carácter de siervo en ti.

Cuarto y ultimo
, reconoce que Dios no te ha dado un espíritu de cobardía, sino de PODER, AMOR y DOMINIO PROPIO, eso quiere decir que tú puedes decir NO al pecado, pues tienes el dominio propio que Dios te ha dado.
Si tomas en cuenta estos consejos, seguramente te ayudaran para mantener blancos tus vestidos y el ungüento sobre tu cabeza no faltará.

Recuerda: Dios te ha llamado a Santidad y Pureza, aléjate del Pecado.
 


Autor: Enrique Monterroza
Quelle: enriquemonterroza.com

Este artículo le podría interesar

La Gente del Mundo dice: Dios es amor, bueno, misericordioso, no castiga a nadie; todos nos vamos a ir al cielo, el infierno no existe, el juicio es...
Reflexión
Dios hace más de 2000 años destruyó la sabiduría de los sabios y desechó el entendimiento de los entendidos. (1 Corintios 1:19) Dios envió a través...
Reflexión
Los dos ladrones, el de la Izquierda y el de la derecha representan a toda la humanidad. La mayor parte de los seres humanos viven amargados de su...
Reflexión
La Biblia nos prohíbe específicamente que nunca representemos en la Escuela dominical, ni en ningún otro lado; ningún dibujo, ni Retrato, ni pintura...

Publicidad

    Publicidad