Suiza: Grupo de trabajo para refugiados

«También los refugiados tienen mucho que ofrecer»

«Deseo que mucha más gente en las iglesias se abran para tener amistad con refugiados», dice Danila Halter del grupo de trabajo «Taskforce Flüchtlinge» de la Alianza Evangélica Suiza (SEA). El grupo de trabajo alienta la labor con los refugiados. Charlamos con Danila Halter sobre el trabajo que realiza.

Zoom
Danila Halter
Danila Halter, usted coopera en el «Flüchtlings-Taskforce» ¿Qué hace exactamente ese grupo?
El «Taskforce Flüchtlinge» de la Alianza Evangélica Suiza (SEA) coordina, interconecta y apoya a iglesias, organizaciones y grupos de trabajo del SEA que están activas desde hace tiempo en el área de refugiados y migración. También el Taskforce responde a los desafíos que la sociedad, iglesia y organizaciones enfrentan. Esto dio como resultado, por ejemplo, la página web www.flüchtlingen-helfen.ch, dando oportunidad a las personas que están interesadas en participar. También existe un proyecto de viviendas para refugiados; personas privadas que quieran hospedar en sus casas o pisos a los refugiados lo pueden hacer a través de esta web.

Tenemos también el «Love Europe Refugee App» que surgió del trabajo de este grupo «Taskforce-Flüchtlinge». Esta aplicación contiene la información sobre el país y la ayuda que ofrece a los refugiados que solicitan asilo. Dado que existe una gran necesidad en la interconexión entre las diferentes organizaciones que ofrecen ayuda a los refugiados, Taskforce además respalda encuentros de intercambio entre las diferentes secciones regionales de la SEA.

¿Cuál es su tarea en el Taskforce?
Mi tarea es apoyar al Taskforce en los logros de sus metas y acuerdos. Concretamente: Coordino nuestro trabajo en Internet, coopero en la construcción de nuestra futura página web para las iglesias, apoyo las reuniones de intercambio en las secciones regionales de la Alianza Evangélica, doy talleres de capacitación y apoyo en la recaudación de fondos. La página web para las iglesias tendrá temas específicos; como la asistencia espiritual a personas traumatizadas y recursos para entablar amistad con personas de fe musulmana.

¿Cómo se comprometen hoy los cristianos con los refugiados después de la gran ola de personas que llegaron hace más de un año?
Muchos se involucran fielmente en los proyectos ya existentes o en nuevas ideas. Las comunidades cristianas no sólo tienen el potencial de reaccionar espontáneamente a las necesidades de personas refugiadas, sino que están equipadas mejor que ninguna otra organización para acompañar a los refugiados en su largo proceso de integración y recuperación.

¿Hay un «cansancio» en el compromiso de los cristianos o es lo contrario?
Todavía siento un fuerte compromiso y sigue siendo un tema de gran actualidad. La gran asistencia de aproximadamente unas 800 personas a la conferencia de refugiados del 2016, organizada por StopArmut, señala que el tema es actual para muchos.

Entre otras cosas, Usted invita a compartir con los refugiados. ¿Cómo se puede hacer esto?
Aquí las posibilidades son varias y hay mucho que podemos compartir. Por ejemplo, podemos donar nuestra ropa que ya no usamos, compartir nuestro tiempo y dinero para invertir en proyectos, o disponer de nuestros apartamentos para hospedar a refugiados. En nuestra página web, bajo el área «Teilen/Spenden», hay ideas concretas.

¿Qué aconseja usted a las personas que quieren  comprometerse o ayudar de alguna forma?
Nuestra página web ofrece buenas ideas y enlaces para ayudar. Pero también hay diferentes organizaciones de ayuda que ofrecen posibilidad de colaboración, o se puede preguntar en los centros de asilo cercanos a su casa. También invito a la gente a tener abiertos los ojos en su entorno; en el parque infantil, en la calle, en el supermercado, etc. donde podemos encontrarnos con personas inmigrantes y ahí podemos empezar a relacionarnos con ellos.

¿Cuál es el deseo de su corazón?
A través de mi trabajo voluntario en un centro para madres de diversos países he podido hacer lindas amistades. Deseo que mucha gente en las iglesias se abran a tener amistad con personas refugiadas. Para ello se necesita de todos nosotros, y no dejarlo solo para los responsables o profesionales de estas tareas.

También deseo que las iglesias tengan otra visión de cuáles son sus posibilidades para apoyar y acompañar a los refugiados. ¡Tenemos tanto que ofrecer en nuestras iglesias!
Para mi también es importante que tengamos en cuenta siempre en la mente y en el corazón que los refugiados no sólo están para recibir, sino que  también tienen mucho que dar.
 
flüchtlingen-helfen.ch
Arbeitsgemeinschaft interkulturell der SEA
Beratungsstelle für Integrations- und Religionsfragen
Fachstelle für Asyl und Migration von MEOS


Autor: Daniel Gerber
Fuente: Livenet
Foto: Danila Halter
Fecha: 10.04.2017
Traducido en Español: Por el equipo de traducción de Mundo Gospel


Este artículo le podría interesar

Jaime Fernández
Deberíamos vivir con un corazón enamorado de la Vida, con mayúsculas, que es el Señor Jesús.
Un hábito que tiene fruto
Los cristianos en Corea del Sur, se reúnen en las iglesias todos los días en la madrugada, para orar por la paz y la unidad de su nación, informó una...
El presidente de Venezuela Nicolás Maduro insiste en que seguirá adelante con sus planes de realizar una asamblea para reescribir la constitución del...
Venezuela
Han aportado más de 3 millardos de bolívares (257.000 euros) - incluyendo su propio trabajo de forma altruista- ante el grave deterioro del Hospital...

Publicidad

    Publicidad