Corea del Norte

Tres prisioneros, entre ellos un pastor, liberados en Corea del Norte

Zoom
Tres estadounidenses detenidos en Corea del Norte desde hace más de un año, entre ellos un pastor, han sido liberados y han regresado a Estados Unidos con el secretario de Estado Mike Pompeo.

 

La liberación se produjo durante el viaje que Mike Pompeo ha realizado a Corea del Norte para organizar los detalles de la reunión entre el presidente Trump y Kim Jong-un.

 

Según la agencia estatal de noticias de Corea del Norte, KCNA, Kim Jong-un ha aceptado la propuesta de Estados Unidos de conceder a los tres detenidos una amnistía, y agregó que su reunión con el presidente Trump sería un “excelente primer paso” para mejorar la situación en la península coreana.

 

TRUMP: “NO CREÍAMOS QUE ESTO FUERA A PASAR”

 

Trump dio la bienvenida a los detenidos en la Base Andrews de la Fuerza Aérea cerca de Washington a alrededor de las 02:45 hora local de Estados Unidos este jueves, y dijo que apreciaba que Kim hubiera permitido que los hombres se fueran ya que “francamente no pensábamos que esto iba a suceder antes la reunión”. Cuando se le preguntó si este era su logro más destacable, el presidente señaló que “es un gran honor. Pero el verdadero honor será si tenemos la victoria de deshacernos de las armas nucleares”.

 

Trump también dijo que quería presentar sus “respetos más cercanos” a la familia de Otto Warmbier, el estadounidense que fue liberado por los norcoreanos en estado vegetativo y que falleció pocos días después.

 

Los tres hombres liberados, Kim Hak-song, Tony Kim y Kim Dong-chul, fueron acusados ​​de actividades antiestatales, “actos hostiles” y espionaje.

 

Kim Hak-song trabajó en la Universidad de Ciencia y Tecnología de Pyongyang (PUST) y fue detenido mientras estaba en la estación de Pyongyang el 6 de mayo de 2017. Anteriormente se había descrito a sí mismo como un misionero cristiano que pretendía comenzar una granja experimental en PUST.

 

Dos semanas antes de la detención de Kim Hak-song, Kim Sang-duk, también conocido como Tony Kim, fue detenido. Los medios de comunicación de Corea del Sur dijeron que había estado involucrado en trabajo humanitario en Corea del Norte.

 

Kim Dong-chul es un ciudadano estadounidense nacido en Corea del Sur, que fue ordenado pastor en los años 60. Fue detenido en 2015 y sentenciado a 10 años de trabajos forzados en 2016.   

 

“DAMOS GRACIAS A DIOS Y A LOS QUE ORARON POR NOSOTROS”

 

“Es como un sueño y estamos muy, muy felices. Nos trataron de muchas maneras diferentes. En mi caso, tuve que trabajar mucho. Pero cuando enfermé, también me atendieron”, dijo Kim Dong-chul a su llegada.

 

Los tres emitieron una declaración que decía: “Nos gustaría expresar nuestro profundo agradecimiento al gobierno de los Estados Unidos, al presidente Trump, al secretario Pompeo y al pueblo de los Estados Unidos por llevarnos a casa”. “Agradecemos a Dios y a todas nuestras familias y amigos que oraron por nosotros y por nuestro regreso”, agregaron.


Fuente: Protestante digital.

Foto: Protestante digital.

Fecha: 17.05.2018



Publicidad

    Publicidad